“Morir. La naturaleza efímera de la vida”. Es el título del VI Foro de Espiritualidad organizado por la universidad popular de Logroño los días 27 y 28 de enero. Foro al que tuve el privilegio de asistir.

“La muerte es algo en lo que apenas pensamos o que ignoramos completamente como sociedad. Sin embargo, solo al contemplarla podemos pararnos y pensar en el modo en el que vivimos nuestra vida. La ciencia ha avanzado asumiendo una profunda desconexión entre la mente y el cuerpo. Sin embargo, hay algo que no se puede medir y que todo ser humano estará de acuerdo en que es real: el amor”.   
Penny Sartori (doctora y enfermera experta en Experiencias Cercanas a la Muerte).
“La conciencia de la muerte nos capacita para vivir cada día y cada momento llenos de agradecimiento por la oportunidad única que tenemos de crear algo durante nuestro tiempo en la Tierra. Para disfrutar de auténtica felicidad, debemos vivir cada momento como si fuera el último. El día de hoy nunca regresará. Podemos hablar del pasado o del futuro, pero la única realidad que tenemos a mano es la de este preciso instante. Y confrontar la realidad de la muerte nos da la posibilidad de dotar a nuestra vida de creatividad ilimitada, coraje y alegría. 
Daisaku Ikeda (filósofo y poeta japonés)
La muerte sigue siendo un tema bastante tabú en nuestra sociedad, un tema del que nunca hablamos, un tema que no tenemos presente en nuestro día a día a no ser que suceda algo y nos toque de cerca.
Es curioso que esto sea así, puesto que es la única certeza que tenemos, es lo único seguro que tenemos: que nos vamos a morir, aunque no sepamos cuándo, ese es el mayor misterio de la vida. Misterio que a pesar de todos los avances, nuevas tecnologías el ser humano todavía no ha sido capaz de descifrar.
Me parece interesante y necesario reconciliarnos con esta parte, hacer las paces y aceptarla como parte de la vida. De ahí mi asistencia a este foro, además de ser una de esas cosas que he marcado en el calendario como “obligatorias” año tras año.
Comenzamos con una preciosa Danza de Bendición ,  de la cual te colgaré algún vídeo cuando estén disponibles.

 


Después abrió el foro con la primera charla Ana María Schlüter “Vida y muerte, la gran cuestión”.

Ana María Schlüter es doctora en Filosofía y Letras en Barcelona y tiene estudios en Alemania y Países Bajos. En 1986 funda con sus discípulos el centro zen Zendo Betania en Brihuega/Guadalajara donde reside. Desde entonces sigue impartiendo cursos de Zen en diferentes ciudades de la península y Baleares, así como en México.
Te comparto aquí a modo de lista, algunas de las reflexiones que recogí de su ponencia:
– “Asentarse en lo impensable” es la enseñanzas de uno de sus maestros. Lo verdadero no se puede pensar,
 – Para ella, la muerte es una realidad importante, en vez de ser un problema como podemos verlo en nuestra sociedad.
– La muerte es algo constitutivo de la vida.
– Bonita enseñanza de una madre a su hija: Mamá: ¿Dónde estaba yo antes de nacer? – En el corazón de Dios – respondió la madre.
– En la actualidad, necesitamos terapia porque nos desenganchamos de lo que realmente somos. Si te enganchas a lo que ERES, no necesitas ninguna terapia.
– Es importante la vocación: plasmar de una manera concreta aquello que eres. Caminar por la vida manifestando la mente UNA (nuestra naturaleza propia) en todas las direcciones. Es es la VIRTUD.
– Realizamos tres tipos de comportamientos destructivos que van en contra de la virtud, de la vocación:
  • Cuerpo:  matar, lujuria y robar.
  • Lengua: mentir, calumniar y hablar frívolo.
  • Corazón: codiciar la propiedad del otro, desear mala suerte al otro y cerrarse a la Verdad.

– Es importante hacerse las siguientes preguntas: ¿Dónde está lo importante? ¿Dónde está el fundamento de todo? ¿Cómo puedo hacer para manifestarlo, para expresarlo en mi vida?

“La madurez no consiste en no sentir dolor, sino en saberlo atravesar”

– Tenemos que dejar de ser muertos ambulantes.

La cruz es nuestra salvación. – como dice un dicho cristiano.

Cuando esté disponible en youtube la ponencia te pondré el link aquí para que puedas verla completa y extraer tus propias conclusiones.


El siguiente ponente fue Alejandro Rocamora. La conducta suicida, es una pregunta o una respuesta a la vida. 

Alejandro Rocamora es psiquiatra, exadjunto de psiquiatría en un Centro de Salud Mental en la Comunidad de Madrid, exprofesor de Psicopatología en la Facultad de Psicología de la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Es profesor del Centro de Humanización de la Salud (CEHS), y socio fundador de la Sociedad Española de Suicidología.

Te voy a compartir aquí las ideas generales con las que me quedé de su ponencia:

  • El suicidio es una solución eterna aun problema temporal.
  • Es algo mucho más frecuente de lo que nos imaginamos. En el mundo hay más de un millón de suicidios al año, de los cuales una cuarta parte son menores de 25 años. Cada 40 segundos, una persona se suicida en el mundo, y cada tres segundos alguien intenta suicidarse. Solo en España, se suicidan unas 10 personas al día aproximadamente. Es la primera causa de muerte no natural y tres de cada cuatro que lo hacen son hombres.
  • El pasado nos condiciona, lo que haya sucedido en el pasado condiciona, pero no determina. “A pesar de…, tú puedes ser feliz”.
  • Todos tenemos una gran capacidad para ser ángeles o demonios…y también tenemos capacidad para elegir, libertad para decidir qué ser.
  • No se puede generalizar en este tema, es una vivencia personal, vinculada, única e intransferible. Es un síntoma de toda una situación que el sujeto va viviendo. Es el producto de una situación. Es como un jeroglífico que en cada persona hay que descifrar, es un laberinto sin salida en el que el sujeto se encuentra.
  • En realidad, la persona que se suicida no quiere morir, lo que quiere es cambiar. El objetivo es cambiar y regresar a la paz del útero materno.
  • Un suicidio siempre comunica algo: es una auto-agresión, una agresión al otro, una reunión mágica, un  mensaje de huida, sirve para expiar una culpa…
  • Hay dos grandes grupos de personas que se suicidan: los que tienen alguna patología psiquiátrica o los que se suicidan en la vida cotidiana, como respuesta a una crisis.
  • No se puede hablar a un suicida desde la lógica de la vida, porque él se encuentra en la lógica del suicidio.
  • Para tratar con ellos, hay que pasar de la lógica del suicida a la lógica de la vida, con preguntas como por ejemplo: ¿Usted por qué no se suicida?
  • ¿Por qué sucede? ¿Por qué una persona decide suicidarse? Es un proceso de vacío existencial que lleva a la desesperación y a la desesperanza. La persona no encuentra el sentido de su vida.
  • ¿Y cómo encuentra uno el sentido a la vida? A través de valores: creativos (trabajo, expresión creatividad, arte, danza…), vivenciales (amor y relaciones) y actitudinales (actitud ante la vida).
  • Es importante trabajar en todos los valores, porque si solo hay uno en tu vida y se derrumba, al final se derrumba todo.
  • El suicidio es una solución eterna a un problema temporal, como contaba al principio, es como si tienes una herida en el dedo y te cortas todo el brazo. Es como si estás jugando al ajedrez y destruyes el tablero.
  • La vida tiene incondicionalmente un sentido. Lo importante no es la adversidad, sino cómo se vive. Trabajar en tener la cabeza bien amueblada para asumir la adversidad como puente para cruzar hacia donde quieres es clave.
  • La vida es como una partida de ajedrez. Es importante cómo empieza la partida, pero no es determinante, siempre podemos elegir.

 

El siguiente ponente fue Fidel Delgado.  Dejo espacio para insertar el link de su conferencia completa, porque me resulta muy difícil resumir de una manera justa todo lo que nos contó. En cuanto aparezca el link en la Universidad Popular de Logroño os haré copia-pega aquí para que no os perdáis ni una palabra.


Ya al día siguiente, la primera ponencia corrió a cargo de Enric Benito. “Humanizar el proceso de morir”.

Enric Benito, es doctor en Medicina. Especialista en Oncología Médica. Máster en Cuidados Paliativos. Miembro de honor de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL). Coordinador del Grupo de Espiritualidad. Ha ejercido como paliativista durante más de 20 años cuidando a pie de cama, investigando y publicando.

  • Él habla de la importancia de tratarnos como humanos reconociendo nuestra vulnerabilidad y nuestra dignidad.
  • Normalmente vivimos en la periferia de nosotros mismos y no conocemos quién somos. Consecuencia de esto, tenemos miedo a morir.
  • Solamente podemos acompañar bien a morir a otros o incluso a nosotros mismos sí somos sabios, si hemos trabajado en este sentido. Cuando el que acompaña tiene más miedo que el que se está muriendo, no se le ayuda, sino todo lo contrario, se juntan ambos miedos.
  • No es humano participar en mentiras, es mejor aceptar lo que hay, hablar sobre ello, comunicarnos con esa persona que se va, hacer las paces, que se pueda ir tranquilo con todo hecho aquí y acompañarle en su partida.
  • Solamente si te liberas del miedo a morir, empiezas a vivir de veras.
  • Resistirse a la muerte la hace más complicada.
  • Ayudar a la persona a que haga las paces consigo misma y con los suyos es fundamental para poder irse en paz.
  • La resistencia a lo que ES, es la fuente del sufrimiento. Cuanto antes acepte lo que es, antes puedo vivir lo que es con paz y serenidad.
  • A Dios nadie lo ha visto, pero cuando alguien sufre,  te acercas, lo acompañas, sucede algo que transforma a ambos.
  • La honestidad es fundamental en cuidados paliativos.
  • Las 3 tareas para el que se va:
    • Aceptación de lo vivido.
    • Conexión con lo querido.
    • Entrega a lo pertenecido.
  • No existe la muerte, el final, lo que existe es el proceso de morir.

Después de esta ponencia hubo una mesa redonda entre todos los ponentes, también espero ponerte el link en breve para que no te pierdas nada.

 

 

 

Share